Aquel verano

Aquel verano

Estaba sentada en una roca del puerto, le gustaba oír cómo las olas rompían y llegaban a término allí, como besos rotos y abrazos con significado a despedida. Ella lo había vivido, también había sido una de esas historias que murieron y nacieron allí. Aunque eso ya pertenecía al pasado no podía dejar de pensar en cómo le había afectado en quien era ahora. Allí vivió sus grandes amores de verano; su amor de verano más puro y verdadero, ese que no se olvida, el que recordaba en las noches de tormenta. Un beso que le pareció eterno, una mirada en la que creyó perderse, una sonrisa en la que poder navegar. Aquel verano marcó su futuro de alguna u otra manera…

Anuncios

Un comentario en “Aquel verano

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s