Mi karma y yo de @Mariankeyes

Mi karma y yo de @Mariankeyes

keyes

Marian Keyes es una escritora «por accidente»—como ella misma se ha definido en más de una ocasión—, que toda mujer debería conocer, y leer, en algún momento de su vida. La primera novela que yo leí de ella (Por los pelos), fue un auténtico descubrimiento, cuando aún yo, ni siquiera había terminado mi carrera. Nada más poner punto y final a mi lectura, no pude sino buscar más títulos, más novelas que me pusieran nuevos sellos en mi pasaporte personal Keyes.

Mi karma y yo (traducción de The woman who Stole My Life), es una oda —como siempre positiva— a la vida y circunstancias que cualquiera se puede encontrar un día, aún sin levantarse de la cama, o recién aterrizada en la misma.

Tras un comienzo confuso; con una perpectiva muy distinta a la que nos tiene acostumbrados, Mi karma y yo, pronto se caracteriza por su estilo divertido, optimista, y a la vez que cínico y ácido, que hace que el hierro de cualquier problema se convierta en la sonrisa que lo supera. Un «cotidiano» accidente de tráfico —de los que el que más y el que menos, ha sufrido alguna vez— tendrá unas consecuencias en la vida de la protagonista, que ni ella misma podrá imaginar. Sí, no es nada nuevo, es una de las muchas armas que se utilizan para dar giros a una novela y mantener el interés del lector, pero cómo lo hace, con ese estilo tan suyo, tan nuestro, y al final, tan familiar, consigue que sus protagonistas formen parte de nuestra vida, y vivan sobre el papel —de una manera más o menos similar a la nuestra—, vivencias que todas hemos tenido o deseado tener.

Un cambio de ciento ochenta grados se presenta frente a ella; y las consecuencias del mismo, se desarrollan mientras en la imaginación del lector, las distintas posibilidades no dejan de sucederse. Sueños que muchas hemos tenido, se entremezclan con nuestros miedos y experiencias. ¿Quién no ha deseado alguna vez —o muchas — un cambio drástico? Pero como bien explica Marian Keyes, los cambios nunca suceden como queremos; o como decimos nosotros: «Nunca llueve a gusto de todos».

Una manera de desconectar de nuestros problemas, de olvidarlos —no ya solo durante la lectura, sino también mientras especulas qué ocurrirá— y por supuesto, de reir, reír con una gran historia —sin tanta ficción como puede parecer— en la que el drama y la realidad se fusionan de la mejor manera posible.

Dentro de mis favoritos, también se encuentran: Por los pelos, Rachel se va de viaje, ¿¡Hay alguien fuera?, o ¿Quién te lo ha contado?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s