Cuenta atrás

Cuenta atrás

candado

Un tono, colgó. Cogió aire y volvió a marcar. Colgó. Se volvió a tumbar con el móvil aún en la mano y sintió no estar preparada para hacer esa llamada, al menos no en ese momento.

El despertador sonó y se sentía como tras una noche de juerga donde el alcohol turbaba los recuerdos. < ¿Le llamé? Recuerdo haber marcado…>. El móvil no estaba sobre la mesilla, se incorporó y lo vio en el suelo, lo cogió y miró el registro de llamadas…, allí estaba su numero; en ese momento tras un segundo de lucidez al que se aferró con todas sus fuerzas, recordó lo que pasó. < Será mejor que vaya a trabajar y pida una segunda opinión>.

– Eso solo puedes saberlo tú Julia.

– No deberías haber hecho nada con Álvaro estando aún con Sergio.

– ¿Todo el tiempo que llevas con Sergio no se merece otra oportunidad?

< ¿Para qué preguntaré? ¡¡¿¿Para quééééééééé??!!>. Lloraba en los descansos, en la hora de la comida, cada vez que se quedaba sola y cuando buscaba estar sola. Cada momento que pasaba se sentía más perdida; esa misma noche Sergio aterrizaría y mañana tendrían que verse. Fue justo en ese momento, cuando se dio cuenta que faltaban menos de 24h para verle cara a cara, cuando lo supo. Recordó sus preciosos ojos azules…, pero también su mirada, esa mirada vacía comparada con la de Álvaro. < ¿Así va a ser? ¿Compararé cada cosa que haga?>

Tras un día que pareció interminable y no había servido sino para dejarla aún más confusa, decidió llamar a Violeta. Dudó si llamar a Álvaro, de quien no había sabido nada, pero sí había hecho caso de su petición para el luto… Sabía que no, no era una buena idea. Buscó el número de Violeta en su agenda y llamó. Justo en ese momento, la pantalla se iluminó y  comenzó a sonar el móvil.

– ¡Hola! Ya estoy aquí. Tenía la esperanza de que vinieras a buscarme…, ya sé que hablamos de que sería muy tarde, pero después de pasar nuestro quinto aniversario tan alejados pensé…

– Ya, lo siento, yo también lo pensé pero… -Julia no creyó poder tener esa conversación sin estar preparada, pero… ¿en algún momento lo estaría?

– ¡Vaya esperaba otra reacción! Da gusto escuchar cómo te alegras. -Otra vez Sergio y su sarcasmo con puñal.

– Escucha…, este tiempo me ha dado tiempo para pensar. Sé que esta conversación no se debe tener por teléfono, pero no creo que sea capaz de verte y que vayas con una intención… ehhh… y te encuentres con todo el pastel sin estar preparado…

– Preparado para qué, ¿de qué hablas? ¿Qué ha pasado?

– Creo que no debemos seguir juntos… -Y en ese momento una mezcla explosiva de tristeza y alivio abarrotaron todo su cuerpo provocando una presión en su pecho ahogando la mínima respiración que intentaba liberarse de su cuerpo.

– Perdona ¿qué? ¿Me estás dejando? ¿Hay alguien más, es porque apenas hemos hablado estas semanas? ¡Solo han sido tres semanas y llevamos cinco años juntos!

– Mañana nos vemos y lo hablamos ¿vale?

– No no no no no…, esto lo hablamos ahora y mañana. ¿Qué demonios ha pasado? – Julia pudo oír como Sergio empezaba a llorar y su tono se alteraba siendo difícil entender lo que decía-. Te he com..prado miles deee cosas…y…

– Sergio, no lo hagamos más difícil… – Y Julia también comenzó a llorar.

– También estás llorando, eso significa que en el fondo no quieres hacerlo, no puedo creer que esto haya pasado sin que haya nadie más. Por favor dímelo, ¿qué he hecho mal?, ¿qué puedo hacer? -Julia volvió a aquel momento frente a los video juegos donde se dio cuenta que su relación comenzaba a naufragar.

– No puedo seguir hablando, esto me hace demasiado daño aunque no lo creas, necesito descansar y mañana hablarlo con más tranquilidad. Nos vemos donde siempre a las seis. -Y colgó.

Respiro hondo, intentó coger aire  aunque la presión en su pecho aún no había desaparecido…, y le costó. Le costó mucho. Apenas podía ver a través de todas las lágrimas que emanaban de sus ojos. Se los frotó casi haciéndose daño y llamó a Violeta.

– Hola guapa, ¡qué sorpresa! ¿Todo bien? – No era normal que le llamara a esas horas, Violeta no dudó de que algo iba mal.

– Acabo de dejar a Sergio… -Y de nuevo el torrente de lágrimas.

– ¿Por teléfono? Hombre…, no es la mejor manera de hacerlo, pero si era lo que necesitabas… Porque es lo que realmente quieres ¿no?

– ¿Y por qué estoy así entonces? -Comenzó a sentir miedo, mucho miedo de haber tomado la decisión equivocada, recordó todos los momentos buenos con Sergio haciendo desaparecer los malos-. ¿De verdad no me hacía feliz? ¿Y si para Álvaro solo soy una más de todas las que tiene cada fin de semana? ¿Y si él decide quedarse con sus amigos para los que me convertiré en una guarra cuando se enteren?

– Shhhhhh, tranquila Julia, deja de pensar y preguntarte cosas. Yo creo, que lloras porque termina una etapa de tu vida que ha sido una muy importante…, han sido cinco años, es el miedo quien hace esas preguntas. Has tomado la decisión porque en el fondo no eras feliz, si Álvaro hace lo que dices solo demostrará que no te merece y tú podrás rehacer tu vida sabiendo a qué atenerte.

– Pero…, ¡¡yo no sé estar sola!!

– Cariño…, mejor sola que mal acompañada. ¿Hablarás con él en persona?

– Sí, mañana cuando salga del trabajo.

– Perfecto. Es tarde, ahora descansa y mañana hablamos antes de que le veas ¿vale? Si necesitas algo llámame, pero de verdad, has hecho lo que sentías que debías hacer… fíate de ti misma. -Y colgaron.

6.00 p.m

< No viene,¿dónde está?, ¿es pronto?; sí es pronto. Aún no sé nada de Álvaro, pero yo tampoco le he llamado…>

– Hola. -Julia se volvió y ahí estaban esos ojos azules que le enamoraron hace cinco años… < Que no me convenza, quiero pasar página, quiero pasar página, quiero pasar página>-. ¿Puedo besarte? – Y Julia giró la cara acercando su mejilla a sus labios.

– ¿Entramos a tomar algo?

Se sentaron uno frente a otro; antes de que Julia pudiera hablar, Sergio se adelantó: < Mi padre tiene cáncer>. Perfecto, ¿por qué tomar un decisión de sin coacción?.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s